Alone in the Bar
Desastre Pop
Pan Gris
Categorías: Cine

Goya o cabezónEl discurso final de Álex de la Iglesia como director de la Academia de Cine, fue algo encorsetado por las exigencias del recato que el cargo precisa. Estuvo demasiado correcto el bilbaíno, a mi gusto. Teniendo en cuenta el papelón que le tocó representar, es comprensible y perdonable. Además, con sus palabras justas supo meter el dedo en la llaga putrefacta que ha convertido al cine español en ese dinosaurio triste que da tanta penica de ver.

“Solo ganaremos al futuro si somos nosotros los que cambiamos, los que innovamos. […] aportando un nuevo modelo de mercado […] una nueva manera de entender el negocio del cine. […] No se nos puede olvidar algo esencial, hacemos cine porque los ciudadanos nos permiten hacerlo, y les debemos respeto y agradecimiento. […] Si queremos que nos respeten, hay que respetar primero”.

La industria (por decir algo) del cine español, lleva lustros comulgando con la máxima canalla delBizco despotismo ilustrado. Aquello de “todo por el pueblo pero sin el pueblo”. Hacen el cine que les gusta a ellos y no el que busca el espectador. De tanto mirarse el ombligo se quedaron bizcos. Son incapaces de utilizar un poquito la visión periférica para comprender lo que sucede a su alrededor. Siguen observando al populacho con un plano picado perpetuo desde su estatus de artistas. Y así les va.

La música y el cine han sido dos de los sectores más beligerantes a la hora de atacar y demonizar lo que supuso internet para su industria. Han echado sapos y culebras sobre un enorme la lía pardagrupo poblacional, olvidando que toda esa gente con línea ADSL en casa, son sus propios clientes. Sin contar a la chica que mezcla productos químicos a granel y la lía parda en la piscina, nadie ha sido más torpe que ellos en la historia reciente. Es como si desde Tampax se nos lanzaran mensajes machistas, o si el presidente del Barça repitiera cada día que los futboleros son un colectivo sucio y ruidoso. Un verdadero suicidio comercial. Y el cine (la música) lleva años disparándose en la sien. Lo hace cuando insulta y criminaliza a quien se supone que debería darles de comer. Lo hace cuando declara que cada descarga supone una entrada menos en taquilla. Así les va.

Ja,ja,ja

Álex de la IglesiaDe todo lo dicho por Álex de la Iglesia en la gala de los Goya, me quedo con unas frases que explican a la perfección el principal problema del cine patrio:

Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve. La esencia del cine se define por dos conceptos: una pantalla y una gente que la disfruta. Sin público esto no tiene sentido, no podemos olvidarlo jamás.

Muah, ha, ha, ha.

Pero hace mucho que lo olvidaron. Justo en el momento en que alguna mente preclara implantó un remedo de sistema castrista en mitad de nuestro capitalismo atroz. Desde que el estado decidió subvencionar películas, a los cineastas les importó una mierda el espectador. El cine dejó de ser espectáculo para convertirse en cultura por decreto, y se transformó en algo que no es ni lo uno ni lo otro. Una flor quebradiza de invernadero, y lo que es peor, sin aroma… una flor tremendamente aburrida.

Libertarias

ji,ji,jiLos directores y guionistas ya no se preocuparon por divertir a sus clientes. Ahora podían dedicarse de lleno a restregarnos lo tremendamente sensibles que son, a la par que cultos y atormentados. Podían ahorrarse una pasta en psicoterapia gracias al exorcismo que supone llevar a la pantalla todos tus traumas infantiles, que tendrán mucho de frustración sexual. Podrán incluso homenajear a ese familiar del que tanto oyeron hablar en casa y que murió de forma canalla en la guerra civil, por supuesto. Si tu abuelo muere atropellado por un OVNI eso no es digno de contarse.

pan negro
Pan negro

El ganador de esta edición de los premios Goya, es el ejemplo perfecto de que los señores de la Academia del Cine siguen sin tener ni idea de lo que sucede. Demuestra eso y que además son unos rencorosos vengativos. Han premiado al cine diametralmente opuesto del que practica su ex director rebelde. Sin entrar a valorar los méritos de la película, de la que he escuchado de todo (bueno y muy terrible), la enésima visión infantil de la postguerra y sus consecuencias nefastas en la población, es lo último que necesitaba el cine español para su necesaria renovación e imprescindible reconciliación con el público, que está mayormente hasta los cojones del tema.

Burried

Los premios en masa para Pan Negro, han dejado escapar la oportunidad de promocionar su industria dentro y fuera de nuestras fronteras, que se supone actividad primordial de la academia. Reconocer con más entusiasmo una película original y notable como Enterrado, podría haber ayudado en la difícil tarea. Pero no. De todas las candidatas, Enterrado es la única que se ha defendido en taquilla. La de mayor proyección internacional. Y no pretendo que aquí se llegue a los límites populistas de convertir en triunfadora de la noche al taquillazo del año, porque se corre el riesgo de canonizar a bodrios tipo Titanic. Pero entre el merchandising Hollywoodiense y la moñez soporífera de color gris parduzco… debe haber un término medio, digo yo.

pan negro

Los premios de Pan Negro son el reconocimiento a un sistema de hacer cine que no funciona y la prueba de que no anonymoustienen ninguna intención de cambiarlo. La película ha costado 4 millones de euros, de los que el 82% ha sido dinero estatal. No hace falta decir que lo recaudado por la cinta no sirvió ni para pagar el catering del rodaje. Entre otras cosas porque se ha podido ¿ver? en pocas salas de menos ciudades durante una semana de proyección. Y aquí no vale la excusa de internet. La película ni siquiera estaba disponible en los portales más conocidos de descarga. ¿Por qué? porque la gente no la quiere ni regalá.

Te lo vas a comer con patatas

si eres tonto, eres idiotaY bueno, de Pan Negro por lo menos se está hablando (me incluyo humilde y torpemente). El verdadero problemón de nuestro cine son las 100 películas españolas (antes eran más) rodadas cada año. Están producidas con ese dinero que el Estado nos requisa en pos del bien común. Pero lo más gracioso es que de las 100, muchas no llegarán a estrenarse. Que si por una extraña razón me doy un golpe en la sien y decido ir a ver… Pan Integral, es que no puedo hacerlo porque no hay una puta sala en toda la puta España que la emita. Y luego los muy gilipollas se quejan de internet. Valiente panda de mamarrachos.

De las que sí se estrenan, otras muuuuchas lo hacen durante un fin de semana y desaparecen entre la niebla de la memoria de los cuatro gatos (y no es un decir) que compraron la entrada. Nadie parece tener que dar cuentas de esas subvenciones perfectamente estériles. Ni el ministerio ni los agraciados. Un velo turbio envuelve al cine español y no es de extrañar. Tanta guerra civil es lo que tiene, que denigra y envilece al ser humano. Así están.

tres joyas

Icíar BollaínTermino esta entrada porque me voy encendiendo y no merece la pena, recordando que toda la polémica entre Álex de la Iglesia y la inmensamente triste ministra de Cultura, al menos ha servido para quitarle la careta de cordera a la que al final resultó loba. Me refiero a Icíar Bollaín, que rima con Tranquimazín y no es por casualidad. Sus películas son perfectas para conciliar el sueño de manera automática y profunda. Creo que deberían ser subvencionadas por el ministerio de Sanidad en vez de por su amiga. Quedaría más propio y mucho menos sospechoso.

Relacionado... de alguna manera:

8 Ocurrencias en “Pan Gris”

  1. Dolor Dolor dice:

    Pues yo me he alegrado mucho de que le dieran tantos Goya a “Pa negre” porque no me canso de ver películas de la guerra civil (tampoco me harto de ver de la mafia, policíacas,de nazis o Apocalyse Now) y porque cada vez que pienso en cómo tiene que estar el facherío por la doble ración (rojo y catalán) no puedo evitar sonreírme y eso fijo que equivale a hacer yoga; por otra parte lo de subvencionar el cine español pues creo que es que la gente se mate para tener enchufe y hacerse con una millonada para proceder inmediatamente a desperdiciarla y si ya de paso ofendes a la inteligencia humana en general y española en particular pues te puedes morir tranquilo y lo de que el cine es el arte de narrar con imágenes es una leyenda urbana.
    Cada vez que oigo mentar a la González Sinde me viene a la cabeza que es guionista de “Mentiras y gordas” y me quedo sin palabras y me lloran los ojos de miedo, sin pa-la-bras.

    • Grushenko dice:

      Bueno, es que el factor “jodienda a la ultraderecha” no entraba en mis cálculos a la hora de valorar el daño que supone premiar a lo de siempre. Y si se trata de molestar a los fachas y darte el gusto temático-histórico a la par, podían rodar una peli en euskera de la preguerra, en la que Franco tuviera una tórrida (y explícita) aventura homosexual con un árabe nada más bajarse del Dragón Rapide y poner los pies en Tetuán. Fijo que triunfa en los próximos Goya. Tengo hasta el póster hecho:

        Próxima ganadora de los Goya
      • Dolor Dolor dice:

        Jajajajajaja…pero si la peli es seria jode más.

        • Grushenko dice:

          Es que la peli es súper seria, no te dejes influir por el póster que lo he hecho en medio minuto. Anda que no iba a sacar yo a niños comidos de sarna y con el pelo rapado a rodales. Por lo menos cinco. Cazarían ratas para alimentarse los domingos. Y una madre en la miseria vendería su bebé a la mujer de un militar sublevado, a cambio de que la hija mayor (que es retrasada) trabajara de criada en el cuartel. Sería víctima de violación múltiple y se suicidaría tirándose a un pozo. Entre medias, escenas de Franco follando con el moro (Franco por supuesto haría de pasivo). Creo que por lo menos tres Goyas me llevo.

  2. Reginadossantos dice:

    Hola, soy Regi y me permito el descaro de copiar un comentario sobre este tema en otro blog (peor que este, por supuesto…):

    “El cine español tiene varios problemas, pero el principal es UNO. Se olvidan que fabrican un producto, un producto que hay que venderlo. No estudian los gustos, aficiones y las necesidades del mercado. Fabrican para ellos, no para el público. Todos sueñan con ser Van Gogh, genio incomprendido que no vendió cuadros más que a su familia y murió en la miseria. Pero Van Gogh no tenía los bolsillos llenos de subvenciones públicas.”

  3. Anónimo dice:

    Que presuntuoso eres. Estarás cansado tú de ver películas de la guerra civil.

    • Grushenko dice:

      Pues sí. Soy presuntuoso e insoportable ¿qué le vamos a hacer?

      Y efectivamente soy yo el que está cansado de ver películas con el mismo decorado. Como el artículo casualmente lo escribo yo, de ahí que refleje mi opinión. Gracias a estos comentarios, Dolor y tú (y el que quiera) podrá remarcar cuán equivocado estoy. Aunque los “taquillazos” de tanta película guerracivilense, indican que comparto opinión con más espectadores. Con muchos, me atrevería a decir. Por lo que sea (a lo mejor me cebo demasiado con una minucia).

      A todo esto, aclaro que Pan Negro me pareció una película muy notable. La fotografía y toda la parte técnica me encantó, entre otras cosas. Creo que tiene nivelazo. Lo que menos tilín me hizo, fue el personaje aquel de la niña revenida, perversa y cotilla, que me parece muy forzado e increíble. Es más caricatura que personaje. Y tampoco me gustó el último tramo del metraje. Pienso que la adaptación de la novela peca de querer abarcar demasiado, y al final la historia se embarulla en exceso. La resolución me pareció apresurada y confusa (a pesar de que tenía clara “la identidad del asesino” desde el principio).

      Villaronga quería contar muchas cosas. Demasiadas subtramas que desarrollar y cerrar. Pero la película me gustó. A Pan Negro lo tomo de ejemplo. Más bien como excusa para meterme con una seña de identidad de nuestra industria cinematográfica: lo mal que vende su producto (porque no genera interés, porque no saben o no quieren despertarlo con la publicidad…). Ya dije que la entrada no era una valoración de la película.

      Gracias por comentar, no obstante, y dejarnos aquí tu opinión. Ahora que la gente sólo comenta en Facebook o Twitter, es todo un detalle. De verdad te lo digo.

Deja una ocurrencia