Alone in the Bar
Desastre Pop
Encarnita y Josefina
Categorías: Mundo Diverso

¿Qué será de ellas? A veces me lo pregunto. Cada vez que hago un chascarrillo del tipo ¿a quién no le va a gustar -dígase aquí lo oportuno-?, dedico unos segundos para pensar en aquellas hermanas. Y aclaro desde ya que no pretendo mofarme. Al contrario.

Nunca me parecieron graciosas. Que sí, son dos mujeres extrañas que hablan raro. Por supuesto que me divertí cuando las descubrimos. Encarnita tiene una expresión que por el acento me suena cercana, y por lo dicho marciana.  Esa mezcla sigue provocando sonrisas generosas cada vez que veo algún vídeo de ellas. Pero no río por lo que dice. La comedia está en la forma, a mi modo de ver. En la pasión exagerada y teatral hasta límites inalcanzables para alguien que no sea fan acérrimo de los Hermanos Álvarez Quintero. A veces suena como Fernando Fernán Gómez en “El viaje a ninguna parte”. Aquella escena en que intenta ser actor de cine  pero su dicción teatral termina rápidamente con la aventura. Encarnita se recrea demasiado en lo que dice, sí … pero lo que dice creo que está bien dicho. Ya lo veremos más adelante.

Además, cuando desde televisión pretenden hacer humor a costa de mirar por encima del hombro y retratar lo raros que son los demás, suelo padecer un efecto rebote. En vez de risa me da rabia. En este caso al ver los vídeos de las señoras granadinas, sentí miedo y pena principalmente. Lo más seguro es que me equivoque, pero Encarnita -la que habla con los ojos cerrados y ese aire Jacinto Benavente style-, me recuerda a Bette Davis en ¿Qué fue de Baby Jane?

Josefina sufre el carácter y la inteligencia de su hermana. Porque Encarnita es una mujer lista. Tiene una capacidad de expresión que para sí la quisieran muchos de los que ríen a su costa. Y memoria. Tiene mucha memoria. Estoy convencido de que gran parte de sus discursos delirantes ante las cámaras, están ensayados de antemano. Aprendidos palabra a palabra. A veces improvisa, pero sabe perfectamente a dónde quiere llegar. Y al final llega. Al final aparece la estocada a la vecindad. A un pueblo que probablemente las haya tratado igual que se trata en los pueblos a quien mea fuera de tiesto. Lo peor que se puede ser en un pueblo es raro. Y sé de lo que hablo.

“..Tengo el orgullo de brindar a España y al mundo entero, como el único baptisterio paleocristiano-romano que hay en este pueblo, tan humilde, que no le da importancia ninguna porque no tiene esa cultura; No son cultos, no son finos, miré usted, no son entendidos en la materia, por eso dicen que no tiene valor el baptisterio.”

Lo peor que se puede hacer en un pueblo, es algo distinto a lo que desde siempre hace todo el mundo. Si te levantas a las cinco de la mañana para cuidar el huerto, eres un hombre cabal. Pero si lo que cuidas son unas ruinas milenarias te debe faltar un hervor. Seguro. Y si encima te dedicas a darle importancia, entonces ya estás loca.

Sí. Por supuesto creo que Encarnita está obsesionada. Los ninguneos de los paisanos puede que la obligaran a desarrollar algún delirio de grandeza como defensa. Pero Encarnita no es tan rara como parece. Simplemente no disimula su rareza. Está tan acostumbrada a salirse con la suya, que no es consciente de lo feo que está quitarle el micrófono a tu hermana en mitad de una respuesta para terminarla tú.

Un baptisterio, como el propio nombre indica, es una pequeña iglesia o capilla destinada a la administración del Bautismo. Pueden estar aislados de las grandes basílicas (aunque siempre próximas a éstas), adosados a ellas o dentro de las mismas. “Se construyeron en edificio aparte en la época del emperador romano Constantino, siendo ya raro encontrarlos así a partir del siglo VII. En cambio, se dispusieron como capilla en todas las parroquias a partir de dicho siglo“.

En 1920, un agricultor de Las Gabias -Granada- estaba arando la tierra. D.Francisco Serrano Rodríguez se llamaba. Y el arado se atascó con una piedra de dimensiones extrañas. Enormes. Tanto, que necesitó la ayuda de varios vecinos para sacarlo de allí. Cuando por fin liberó la herramienta, comprobó que bajo la piedra puñetera se abría un hueco por el que cabía una persona. Aquello parecía llevar a algún sitio. En los meses sucesivos, Francisco apodado El Toleo, se dedicó a excavar los alrededores. Con escasos medios y nulos conocimientos arqueológicos, logró desenterrar todo un baptisterio paleocristiano romano. Bueno, todo no. En el proceso parece que se cargaron parte de la bóveda de acceso al recinto. Demasiado hizo el hombre. Sin ayuda, sin herramientas, sacando tiempo de debajo de las piedras. Conviene recordar que en los años 20, para un agricultor el concepto de “ocio” o “tiempo libre” era como el concepto de “gratis” para un operador de telefonía. Algo totalmente desconocido.

Arriba podemos comprobar que la bóveda original se prolongaba más allá de lo que hoy es la entrada. Este largo pasillo termina en una sala cuadrangular rematada con una cúpula.

Ahí está la cúpula. Conservada estupendamente. Con sus cuatro “trompas”. Una solución para pasar de la planta cuadrada a otra redonda. Vamos a ver:

Eso de la izquierda es una trompa. “Elemento con forma de bóveda semicónica que sirve para pasar de una base cuadrada a una forma octogonal superior.Es la forma tradicional de la arquitectura medieval occidental para pasar de una forma cuadrada a la cúpula; al exterior del edificio las trompas aparecen únicamente como un ángulo, pero su verdadera contemplación se realiza únicamente desde el interior“. Y resulta que en otra foto del interior del baptisterio se ve esto:

Arriba en el centro. Una trompa, ya digo. En la foto superior también se aprecia el hueco que ocuparía una cruz de dimensiones generosas de la que no hay restos. En la foto de abajo, la casa de los hermanos Rojas.

Los estudios -escasos- más recientes del monumento, parecen fecharlo unos cientos de años después de lo que originalmente se creía. Lo más probable es que la maravillosa frase “¿a quién no le va a gustar un Imperio Romano?”, no sea exacta.

[…] tanto por su estructura como por el tipo de construcción en mampostería, como por las características de la decoración encontrada, parece mucho más probable que se trate de un baptisterio construido durante los setenta años en que el sudeste español estuvo bajo la dominación bizantina a partir del año 554 […]

Resulta que el abuelo de Encarnita y Josefina descubrió una verdadera rareza. Es el único monumento de este tipo hallado en España -tampoco hay muchos en el resto del mundo de características similares-. En el interior se encontraron restos de una rica y elaboradísima decoración que demostraban la importancia que tuvo el lugar. En cuanto el abuelo de Josefina y Encarnita contó en el pueblo lo que había descubierto, la Comisión de Monumentos de Granada realiza una excavación profesional. Descubren

[…] placas de mármol y serpentina y teselas de vidrio, formando figuras a un solo plano que se incrustaban unas en otras como en una especie de trabajo de marquetería, toda la decoración parece muy poco corriente en nuestra península; sólo se puede encontrar algo semejante en los canceles aparecidos en los restos de la Basílica de Elche, posiblemente de la misma época y origen. Parece ser que en la actualidad se han perdido parte de los elementos decorativos hallados en la excavación inicial […]

Fue declarado monumento histórico artístico en 1931. Pero hasta el 10 de diciembre de 2002 no ha sido considerado bien de interés cultural por la Junta de Andalucía. En todo ese intervalo de tiempo, nadie se ocupó del mantenimiento ni conservación de las ruinas. Nadie salvo la familia propietaria de los terrenos donde se ubican. La de Encarnita y Josefina. Ellas y su hermano Miguel han acudido cada día al monumento. “Estoy harto de los niños; echan asquerosidades por el agujero y me paso el día barriendo“, se quejaba Miguel a una visitante.  Protesta también el hermano menos mediático por el expolio y la desidia institucional que sufrió el enclave. “Como la pila bautismal, que estaba justo aquí, en el centro, que nos la pidió prestada un historiador importante de Madrid y nunca más se supo de él ni de la pila“. Los ricos mármoles y mosaicos de cristal encontrados en el interior partieron para Granada y el Museo Arqueológico Nacional. Muchos a día de hoy están perdidos. Tiene gracia que el Estado no se conforme con jodernos el presente y retroceda varios siglos para cargarse el pasado a base de la ineptitud y la avaricia de siempre. Tiene triste gracia.

Ese es el aspecto de la cúpula vista desde el terreno bajo el que se encuentra el baptisterio. En la cúspide tiene un tragaluz por el que los niños de las Gabias echan la porquería que barre Miguel. Todos los días. De los hermanos es el que se mantiene más telendo. Encarnita está muy mayor. Buscando información para escribir esto, me entero de que Josefina murió no hace mucho. La más calladita. La que reía de repente no se sabía por que. “¡Tanto cuidar del baptisterio le ha quitado la vida! ¡Si es que cuesta mucho trabajico, mucho sacrificio!”, se lamenta Encarnita. Seguro que como buena creyente, estará en algún paraíso repleto de periodistas que la entrevistan a ella. Nadie interrumpe ni le arrebata ningún micrófono. Todos quieren escuchar cualquier cosa que diga. Y en lugar de burlas, la recibirán con un fuerte aplauso. Porque gracias a su locura, el patrimonio histórico del mundo cuenta con una pieza rara de valor indiscutible.

Un saludo Josefina.

Fuentes:

http://www.turismo-prerromanico.es/arterural/gabia/gabiaficha.htm

http://historiacercana.blogspot.com/2008/07/baptisterio-romano-de-las-gabias.html

http://talycomosoy.wordpress.com/2010/05/24/los-guardianes-mas-celosos-para-un-monumento-singular/

Relacionado... de alguna manera:

Deja una ocurrencia